La fachada, la piel del edificio (Parte 2)

Continuando con el post anterior sobre la fachada, en este ponemos más énfasis en la orientación de ésta.

Tratamientos de fachadas según orientación

A nivel únicamente de balance energético se pueden distinguir las necesidades según las orientaciones. El parámetro principal coeficiente de transmisión térmica (K) valor indicativo de flujo de calor por unidad de superficie que atraviesa un cierre cuando la diferencia de temperatura entre los dos lados es de un grado centígrado. Este salto térmico hace referencia al aire de un lado y del otro, es decir, la parte interior y el exterior del cierre.

-Fachada Norte:
Hay que minimizar la superficie de aperturas, garantizando la iluminación suficiente del interior, y la función principal del vidrio tiene que ser la de aislamiento térmico hacia el exterior.fachada

Incidencia solar: Mínima
Actuación: Minimizar superficie aperturas (sin olvidar la necesidad de iluminación natural)

-Fachada Este y Oeste:
Incidencia solar: Durante el periodos primaveral, otoño y en verano de forma muy perpendicular a la fachada.
Actuación: protecciones solar móviles, puesto que sólo tendrá que excluir la radiación durante unas horas y el resto de horas querremos una vista libre y luz natural indirecta

-Fachada Sur:
Incidencia solar: Máxima
Actuación:

-Ed.Oficinas: protección móvil en invierno.

-Ed.Viviendas: protección horizontal fijo. El sol de invierno es bienvenido para aportar calor en el interior y el sol de verano con esta medida pasiva no llega a entrar al edificio.

A fachada Sur una otro actuación posible, es la plantación de árboles de hoja caduca así conseguiremos una protección solar durante los meses de verano y al cambiar las hojas en invierno dejarán pasar toda la radiación solar que necesitamos.

Encontraremos otras maneras de conseguir protecciones pasivas, cada una con sus ventajas e inconvenientes:

1. Fachada del edificio Mediático de Barcelona, edificio singular con soluciones de cierres singulares, las cuales no niego que sean muy buenas en eficiencia pero no lo podemos contemplar como una solución del día a día por su singularidad y por su elevado coste.

2. Fachada edificio en la zona 22@ de Barcelona el cual para tamizar la luz y evitar insolación directo han “envuelto” el edificio con una malla que filtra la luz. Personalmente creo que es una solución muy inamovible y fijo, la cual no nos permite jugar con cuando nos interesa recibir la radiación y cuando no, y nos rompe la visualidad de interior a exterior.

3. Fachada de un edificio de oficinas situado al barrio de Pueblo Nuevo de Barcelona. Donde usa protecciones fijas verticales para evitar insolación del Sol directo en un determinado punto del día y época, esto sin prácticamente influir en la luminosidad natural.

Continuara…

This post is also available in: ca

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *