Las fachadas ventiladas

rehabilitacion de fachadas barcelona

Como una de las empresas de rehabilitación de fachadas en Barcelona queremos dedicar esta nueva entrada a explicar lo que son las fachadas ventiladas. Puede que hayas oído hablar de ellas en alguna ocasión pero que desconozcas sus características técnicas. Ahora las vemos.

Estamos ante un sistema constructivo de cerramiento exterior. A grandes rasgos, este tipo de fachadas están compuestas por una hoja interior, una capa aislante y una hoja exterior no estanca que no necesita ser muy gruesa. Una de las grandes ventajas es que incluye un acabado duradero y de gran calidad. Las fachadas ventiladas de Loga Rehabilitaciones nos ofrecerán además unas estupendas prestaciones. En la parte exterior se puede recurrir a un amplio surtido de materiales como por ejemplo piedras naturales, placas de metales o plásticos. Por su parte, el aislante térmico va adosado al muro interno. Esto nos permite que la fachada esté permanentemente ventilada para, por ejemplo, evitar ese efecto de condensación que puede terminar provocando humedades.

El sistema de fachada ventilada consta de: muro soporte, capa de aislante anclado o proyectado sobre el soporte y capa de revestimiento vinculada al edificio mediante una estructura de anclaje (aluminio casi siempre). Entre el aislante y el revestimiento se crea una cámara de aire que, por el llamado “efecto chimenea”, activa la ventilación natural, manteniendo el aislamiento seco y logrando de este modo un gran ahorro energético. En definitiva, estamos ante el sistema más eficaz para solucionar el tema del aislamiento del edificio, eliminando los puentes térmicos y los problemas de condensación.

Como decimos, en una fachada ventilada apenas habrá puentes térmicos. Y no solo eso, sino que la estructura del edificio quedará aislada de las variaciones de la temperatura del exterior. Estas ventanas también ventilan por las jambas, el dintel y el alféizar. En el caso de los voladizos, se aísla la cara inferior y el canto del forjado. Estas fachadas, al tener poco grosor, no suelen permitir la colocación de persianas tradicionales.

La utilización de fachadas ventiladas implica una importante aportación al ahorro energético del edificio, que puede llegar al 20%-30% del consumo. Además, mejoran el aislamiento acústico, algo esencial si vivimos en ciudades con un alto grado de contaminación acústica. El mantenimiento que requieren estas fachadas es mínimo. Por eso mismo, este sistema constructivo se ha ido consolidando entre arquitectos y constructores por su elevada calidad, sus posibilidades estéticas y sus ventajas de aislamiento térmico y acústico. Algo muy a tener en cuenta por las empresas de rehabilitación de fachadas en Barcelona.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *