¿Por qué aplicar un sistema de aislamiento térmico exterior en la fachada?

Un buen sistema de aislamiento térmico es clave para todo edificio con el fin de ofrecer un ahorro energético considerable, minimizar los cambios térmicos entre el interior y el exterior, evitar problemas de formación de condensaciones y humedades, y, en general, un mayor confort. Por eso, a la hora de reformar o rehabilitar una fachada, es fundamental pensar en el aislamiento térmico exterior de la misma. Leer más